Cuando Programadores y Testers colaboran

Cuando Programadores y Testers colaboran
Autor: Janet Gregory

Algo mágico sucede cuando los testers y programadores empiezan a colaborar. Hay menos tiempo perdido mandando bugs de ida y de regreso a través del sistema de rastreo de defectos. Menos tiempo se desperdicia intentando imaginar si algo es realmente un error o una nueva característica, y más tiempo es usado desarrollando buen software para satisfacer las expectativas de los clientes. Hay muchas oportunidades para comenzar a colaborar, incluso antes de que la codificación inicie.

Los testers pueden ayudar a los clientes a escribir y automatizar las pruebas de aceptación usando el lenguaje de su dominio con herramientas tales como Fit (Framework for Integrated Test). Cuando estas prueban son entregadas a los programadores antes de que la codificación inicie, el equipo está practicando el Desarrollo Conducido por Pruebas de Aceptación (Acceptance Test Driven Development, ATDD). Los programadores escriben sus arreglos para ejecutar las pruebas, y entonces codifican para hacer que las pruebas pasen. Estas pruebas se convierten en parte de la suite de regresión. Cuando esta colaboración ocurre, las pruebas funcionales se completan de manera temprana, lo que da tiempo para las pruebas exploratorias en condiciones extremas o a través de flujos de trabajo con un rango más amplio.

odemos dar un paso más adelante. Como tester puedo suministrar la mayoría de mis ideas de prueba antes de que los programadores codifiquen una nueva característica. Cuando le pregunto a los programadores si tienen alguna sugerencia, ellos casi siempre me proveen la información que me ayuda con una mejor cobertura de pruebas, o me ayuda a evitar gastar mucho tiempo en pruebas innecesarias. Frecuentemente hemos prevenido defectos porque las pruebas clarifican muchas de las ideas iniciales. Por ejemplo, en un proyecto en el que estaba, la prueba Fit que le di al programado mostraba los resultados esperados de una consulta que respondía a una búsqueda con comodines. El programador pretendía codificar sólo búsquedas de palabras completas. Pudimos hablar con el cliente y determinar la interpretación correcta antes de que la codificación iniciara. Al colaborar prevenimos el defecto, lo cual nos ahorró a ambos un montón de tiempo.

Los programadores pueden colaborar con los testers para crear también una automatización exitosa. Ellos entienden las buenas prácticas de codificación y pueden ayudar a los testers a configurar una robusta suitede automatización de pruebas que funcione para todo el equipo. Muchas veces he visto proyectos de automatización que fallan porque las pruebas están mal diseñadas. Las pruebas intentan probar mucho o los testers no han entendido lo suficiente acerca de la tecnología para ser capaces de mantener las pruebas independientes. Los testers son frecuentemente el cuello de botella, así que tiene sentido para los programadores el trabajar con ellos en las tareas como la automatización. Al trabajar con los testers para entender qué puede ser probado tempranamente, quizás al proporcionar una herramienta sencilla, dará a los programadores otro ciclo de retroalimentación que les ayudará, a largo plazo, a entregar mejor código.

Cuando los testers dejan de pensar que su único trabajo es romper el software y buscar errores en el código de los programadores, los programadores dejan de pensar que los testers “van por ellos” y están más abiertos a la colaboración. Cuando los programadores empiezan a darse cuenta de que son responsables de construir calidad dentro de su código, el realizar pruebas es algo natural para el producto y el equipo puede automatizar más pruebas de regresión juntos. La magia del trabajo en equipo comienza.

Leer contribución original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *