El trabajo duro no paga

El trabajo duro no paga
Autor: Olve Maudal

Como programador, trabajar duro muchas veces no da frutos. Puedes engañarte a ti mismo y a unos pocos colegas al creer que estás contribuyendo mucho al proyecto al pasar largas horas en la oficina. Pero, la verdad, es que trabajando menos puedes lograr más, a veces mucho más. Si tratas de estar centrado y ser “productivo” por más de treinta horas a la semana, entonces probablemente estás trabajando demasiado duro. Debes considerar reducir la carga de trabajo para ser más eficaz y hacer más cosas.

Esta frase puede parecer contraria a la intuición e incluso controversial, pero es una consecuencia directa del hecho de que la programación y el desarrollo de software, en conjunto, implican un proceso de aprendizaje continuo. A medida en que trabajas en un proyecto entenderás más sobre el dominio del problema y, con suerte, encontrarás la manera más eficaz de alcanzar tu meta. Para evitar el desperdicio de trabajo, debes permitirte tiempo para observar los efectos de lo que estás haciendo, reflexionar sobre las cosas que se ven y cambiar el comportamiento en consecuencia.

La programación profesional no suele ser como correr duro durante unos cuantos kilómetros, donde la meta puede ser vista al final de un camino pavimentado. Muchos proyectos de software son más como un largo maratón orientado; en la oscuridad, con sólo un mapa esquemático como guía. Si acabas de salir hacia una dirección, corriendo tan rápido como puedas, podrías impresionar a algunos, pero no es probable que tengas éxito. Necesitas mantener un ritmo sostenido y ajustar el curso cuando se aprende más sobre dónde te encuentras y hacia dónde te diriges.

Adicionalmente, siempre necesitarás aprender más sobre el desarrollo de software, en general, y técnicas de programación, en lo particular. Probablemente tengas que leer libros, ir a conferencias, comunicarte con otros profesionales, experimentar con nuevas técnicas de implementación y aprender acerca de potentes herramientas que simplificarán el trabajo. Como un programador profesional debes mantenerte actualizado en tu campo de especialización; al igual que se espera que los neurocirujanos y los pilotos se mantengan actualizados en sus propios campos de experiencia. Necesitas pasar tardes, fines de semana y días festivos educándote, por lo tanto, no puedes pasar tus tardes, fines de semana y días festivos trabajando tiempo extra en tu proyecto actual. ¿Realmente esperas que los neurocirujanos realicen cirugías 60 horas a la semana o que los pilotos vuelen 60 horas semanalmente? Por supuesto que no, la preparación y educación son parte esencial de su profesión.

Enfócate en el proyecto, contribuye tanto como puedas encontrando soluciones inteligentes, mejora tus habilidades, reflexiona sobre lo que estás haciendo y adapta tu comportamiento. Evitar avergonzarte, y a nuestra profesión, al comportarte como un hámster en una jaula corriendo en la rueda. Como programador profesional debes saber que tratar de estar concentrado y ser “productivo” 60 horas a la semana no es lo más sensato. Actúa como un profesional: prepárate, sé eficaz, observa, reflexiona y cambia.

Leer contribución original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *