Implementa rápido y con frecuencia

Implementa rápido y con frecuencia
Autor: Steve Berczuk

Depurar el proceso de implementación e instalación suele posponerse hasta que se acerca el final del proyecto. En algunos proyectos, la escritura de herramientas de instalación es delegada a un ingeniero de entrega, quien asume la tarea como un “mal necesario”. Las revisiones y demostraciones son realizadas a partir de un ambiente hecho a mano para asegurarse de que todo funciona. El resultado es que el equipo no obtiene la experiencia en el proceso de implementación o sobre el ambiente de implementación hasta que quizás es demasiado tarde para hacer los cambios.

El proceso de instalación/implementación es lo primero que ve el cliente, y un proceso simple de instalación/implementación es el primer paso para tener un ambiente de producción fiable (o, al menos, fácil de depurar). El software implementado es lo que el cliente usará. El no garantizar que la implementación configura la aplicación correctamente hará que el cliente tenga preguntas antes de que use tu software exhaustivamente.

Iniciar tu proyecto con un proceso de instalación te dará tiempo para evolucionar el proceso conforme se vaya moviendo en el ciclo de desarrollo del producto y la posibilidad para realizar cambios al código de la aplicación para que la instalación sea más fácil. Ejecutar y probar el proceso de instalación en un ambiente limpio periódicamente también provee un chequeo en el que no tendrás suposiciones en el código que se base en los ambientes de desarrollo o de prueba.

Poner la implementación al último significa que el proceso de implementación puede necesitar ser más complicado para evitar las suposiciones en el código. Lo que parece una buena idea en un IDE, en el cual tienes el control total de un entorno, puede hacer que un proceso de implementación sea mucho más complicado. Es mejor saber todas las ventajas y desventajas más temprano que tarde.

A pesar de que “ser capaz de implementar” desde el principio, no parece tener mucho más valor de negocio comparado con ver una aplicación ejecutándose en la computadora portátil del desarrollador, la verdad es que mientras no puedas demostrar tu aplicación en entorno final habrá un montón de trabajo que hacer antes de que puedas ofrecer un valor empresarial. Si el fundamento de poner en marcha el proceso de implementación es que es algo trivial, entonces hazlo de todos modos, ya que es a bajo costo. Si es demasiado complicado, o si hay demasiadas incertidumbres, haz lo que harías con el código de una aplicación: experimenta, evalúa y refactoriza el proceso de implementación conforme avances.

El proceso de instalación/implementación es esencial para la productividad de los clientes o de su equipo de servicio profesionales, por lo que deberías hacer pruebas y refactorizar este proceso sobre la marcha. Probamos y refactorizamos el código fuente de todo el proyecto. La implementación no se merece menos.

Leer contribución original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *