Programa en pareja y siente el flujo

Programa en pareja y siente el flujo
Autor: Gudny Hauknes, Ann Katrin Gagnat, y Kari Røssland

Imagina que estás totalmente absorto en lo que estás haciendo, enfocado, dedicado e involucrado. Pudiste haber perdido el rastro del tiempo. Probablemente te sientas feliz. Estás experimentando el flujo. Es difícil alcanzar y mantener el flujo de todo el equipo de desarrolladores debido a que hay tantas interrupciones, interacciones y otras distracciones que puede ser roto fácilmente.

Si ya has practicado la programación en pareja, probablemente estás familiarizado con cómo el emparejamiento contribuye al flujo. Si no lo estás, ¡queremos usar nuestras experiencias para motivarte a comenzar ahora mismo! Para tener éxito con la programación en pares tanto los miembros individuales del equipo y el equipo como un todo tienen que poner algo de esfuerzo.

Como miembro de un equipo, sé paciente con los desarrolladores menos experimentados que tú. Enfrenta tus miedos de ser intimidado por desarrolladores más hábiles. Date cuenta de que la gente es diferente y valóralo. Sé consciente de tus propias fortalezas y debilidades, así como las de los otros miembros del equipo. Podrías sorprenderte de cuánto puedes aprender de tus colegas.

Como equipo, introduce la programación en pareja para promover la distribución de habilidades y conocimiento a través del proyecto. Deberás solucionar tus tareas en parejas y rotar las parejas y tareas frecuentemente. Acordar una regla de rotación. Pongan la regla a un lado o ajústenla cuando sea necesario. Nuestra experiencia es que no necesariamente tienen que completar una tarea antes de rotarla a otro par. Interrumpir las tareas para pasarla a otra pareja puede sonar contradictorio, pero hemos descubierto que funciona.

Existen numerosas situaciones en las que el flujo se puede romper, pero aquí es donde la programación en pareja ayuda a mantenerlo:

  • Reduce el “factor camión”: es un experimento mental ligeramente mórbido, pero ¿cuántos de tus miembros del equipo tendrían que ser golpeados por un camión antes de que el equipo sea incapaz de completar la entrega final? En otras palabras, ¿qué tan dependiente es tu entrega de ciertos miembros del equipo? ¿El conocimiento se privilegia o se comparte? Si has estado rotando las tareas entre las parejas, siempre hay alguien más que tiene el conocimiento y puede completar el trabajo. El flujo del equipo no es afectado por el “factor camión”.
  • Soluciona problemas efectivamente: si estás programando en pareja y entras en un problema difícil, siempre tendrás a alguien con quién discutirlo. Este diálogo puede abrir más posibilidades que si estás atorado tú solo. Conforme el trabajo se rota, tu solución será revisitada y reconsiderada por el siguiente par, así que no importa si inicialmente no elegiste la solución óptima.
  • Integra sin problemas: si tu tarea actual consiste en llamar otro fragmento de código, esperas que los nombres de los métodos, los documentos y las pruebas sean lo suficientemente descriptivas para darte una idea de lo que hacen. Si no, hacer pareja con un desarrollador que estaba involucrado en escribir ese código te dará una mejor vista general e integración rápida con tu propio código. Adicionalmente, puedes usar la discusión como una oportunidad para mejorar la nomenclatura, documentos y pruebas.
  • Mitiga interrupciones: si alguien viene a preguntar algo, o suena tu teléfono, o tienes que contestar un correo urgente, o tienes que atender una reunión, tu socio de programación en pareja puede quedarse codificando. Cuando regreses, tu socio estará aún en el flujo y rápidamente lo alcanzarás y te incorporarás a él.
  • Los nuevos miembros de equipo aceleran rápidamente: con la programación en parejas, y con una adecuada rotación de pares y tareas, los recién llegados conocerán rápidamente tanto el código como a los otros miembros del equipo.

El flujo te hace increíblemente productivo. Pero también es vulnerable. Haz lo que puedas para obtenerlo y aférrate a él cuando lo tengas.

Leer contribución original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *